WELCOME TO KONE!

Are you interested in KONE as a corporate business or a career opportunity?

Corporate site

Would you like to find out more about the solutions available in your area, including the local contact information, on your respective KONE website?

Your suggested website is

United States

Visitar la página web del país

Ir arriba

NOTHING LASTS FOREVER (NADA DURA PARA SIEMPRE)

Nuestra misión en KONE es mejorar el flujo de la vida urbana. Para capturar la esencia de la urbanización, le ofrecemos historias de personas de 17 ciudades. Esta es la visión de Oslo a través de los ojos de un diseñador visual de 34 años, Edmond Yang.

“He vivido en Noruega toda mi vida y en Oslo desde los dos años, aunque he pasado mucho tiempo en Hong Kong. Mi abuelo fue uno de los primeros chinos que emigraron a Noruega cuando solo tenía once años. Trabajó en importaciones marítimas de China a Noruega. De hecho, muchos de los chefs de los antiguos restaurantes chinos de Oslo trabajaban en los buques de mi abuelo.

Oslo ha sufrido una gran transformación desde aquellos días. La inmigración ha traído muchas culturas nuevas a la ciudad. Cuando era joven, fui testigo de mucho racismo, pero ahora ya no tanto. Trabajo como un diseñador visual en Oslo, pero también dedico mucho tiempo trabajando en Hong Kong. Realicé mi primera exposición en solitario ‘Nothing Lasts Forever’ aquí, en 2015. Contaba con 15 paisajes de Bergen, Oslo y Trondheim, diseñados para recordar a las personas que incluso durante nuestros ajetreados días laborables, debemos tomarnos cierto tiempo para parar, respirar y apreciar lo que nos rodea, porque mañana podrían haber desaparecido. Representé elementos de arquitectura moderna, como la Ópera de Oslo y algunos lugares más históricos, como el Palacio real, porque ambos tienen historias importantes que contar.

Como diseñador visual, siempre estoy contrastando el aspecto físico de Oslo con nuestros vecinos escandinavos, Estocolmo y Copenhage. A pesar de todo el gran trabajo para regenerar el paseo marítimo de Oslo, creo que la zona recuerda a la Europa continental y carece de influencia noruega. La ciudad sigue sin contar con un símbolo de reconocimiento internacional. Aunque nuestra ciudad continúa expandiéndose, todavía valoro y disfruto nuestro estilo de vida al aire libre. Tenemos una palabra en noruego para ello, “friluftsliv”, que es difícil de traducir pero que captura perfectamente nuestro amor por estar en contacto con la naturaleza. No importa lo mucho que crezca Oslo, no creo que la atracción por el senderismo y el esquí decrezca.”

Comparte esta página