WELCOME TO KONE!

Are you interested in KONE as a corporate business or a career opportunity?

Corporate site

Would you like to find out more about the solutions available in your area, including the local contact information, on your respective KONE website?

Your suggested website is

United States

Visitar la página web del país

Ir arriba

¡TODO DEPENDE DE UN CABLE!

Viajar un kilómetro no es algo digno de mención, a menos que desee hacerlo hacia arriba, en un único viaje en ascensor. El secreto está en los cables.

A primera vista, no parece gran cosa: es como un pedazo plano de regaliz negro. Pero el KONE UltraRope™ súper ligero supone una interpretación completamente nueva de los sistemas de izado de ascensores. Fabricado con un núcleo de fibra de carbono rodeado por un recubrimiento exclusivo de alta fricción, pesa solo una quinta parte que un cable de acero convencional similar.

“Es algo en lo que no se piensa, pero el peso del cable afecta a todo”, comenta Tomio Pihkala, Director jefe de tecnología de KONE. “Si se cuenta con un cable más ligero, es posible tener un contrapeso y armadura de cabina de ascensor más pequeños y ligeros. Esto significa que se reducen las masas en movimiento”, explica.

Por ejemplo, consideremos un recorrido de ascensor de una altura de más de 500 metros, es decir, unas 100 plantas. Con la tecnología convencional, esto implicaría que el peso de las masas en movimiento sería de unos 27 000 kg, lo que equivale a colocar 10 vehículos todoterreno dentro del hueco del ascensor y desplazarlos junto a este.

Sin embargo, KONE UltraRope™ reduce ese peso a unos 13 000 kg, el equivalente a tan solo 4 vehículos todoterreno. Esta reducción permite que las personas viaje desde la planta baja al ático en un único viaje, incluso en un edificio de un kilómetro de alto.

MENOS PESO MUERTO, MÁS BENEFICIOS

Con KONE UltraRope®, cuanto más alto se vaya, mayores son los beneficios. El ahorro de energía de un viaje de 500 metros en ascensor con UltraRope es de alrededor de un 15 %, en comparación con la tecnología convencional. En un viaje de 800 metros, el ahorro es superior al 40 %.

Esto se debe a que la tecnología permite reducir enormemente el peso muerto que se desplaza arriba y abajo cada vez que alguien entra en un ascensor de grandes alturas. Y menos peso muerto implica menos consumo de energía y costes operativos.

Además, la fibra de carbono resuena a una frecuencia completamente distinta a la de la mayoría de los materiales de edificios, con lo que KONE UltraRope es menos sensible al balanceo del edificio y permite limitar el tiempo de inactividad del ascensor durante fuertes rachas de viento y tormentas.

El complejo de lujo integrado Marina Bay Sands de Singapur fue el primero en sustituir algunos de sus cables de acero convencionales por KONE UltraRope. Otros grandes proyectos como la Sky Tower de Auckland, Nueva Zelanda y el edificio de oficinas de alta gama más reciente de Brisbane, llamado 180 Brisbane, también se adaptaron a la nueva tecnología. Dada su creciente popularidad, UltraRope está predestinado para utilizarse en el futuro edificio más alto del mundo, la Jeddah Tower, en Arabia Saudí.

SIN CORROSIÓN NO HAY DESGASTE

Si bien UltraRope facilita el viaje, también hace que el mantenimiento sea sencillo. A diferencia del acero, no se oxida, da de sí, ni se desgasta. Su recubrimiento especial no requiere lubricación, lo que hace que el mantenimiento también sea respetuoso con el medioambiente.

La mayor vida útil de KONE UltraRope es otra ventaja, ya que cambiar los cables en un edificio alto no es una tarea sencilla. “Tenemos un cable que funciona, es fiable y cumple con lo que prometemos”, presume Pihkala. “Es un buen lugar desde el que empezar.”

Comparte esta página