WELCOME TO KONE!

Are you interested in KONE as a corporate business or a career opportunity?

Corporate site

Would you like to find out more about the solutions available in your area, including the local contact information, on your respective KONE website?

Your suggested website is

United States

Visitar la página web del país

Ir arriba

INVERSIÓN DE FUTURO

Llegar a los 100 requiere una gran celebración. KONE celebró su primer siglo en 2010, creando una organización independiente sin ánimo de lucro, KONE Centennial Foundation (KCF), para ayudar a niños y jóvenes en situación marginal de varios países.

“Comenzó como un agradecimiento a los países que han hecho que KONE crezca y tenga beneficios”, comenta John Simon, mientras nos sentamos para hablar sobre la historia de la fundación. Simon es miembro de la junta directiva de KCF. También lo son Tiina Herlin y Riikka Ihamuotila, presentes en la reunión. Su equipo ha planificado y dado forma a las actividades de KCF en distintas geografías desde su creación.

Su primer proyecto, en 2011, consistió en crear una biblioteca móvil diseñada específicamente para los hijos de trabajadores inmigrantes de las ciudades de China. La siguiente parada fue la India, donde el equipo colaboró con el Rotary Club Madras para apoyar el Centro para jóvenes Rotary Nagar Youth Center, ubicado en un barrio marginal del interior de la ciudad de Chennai, al sur del país. Desde India, siguieron hasta Sudáfrica y México, en busca de jóvenes que necesitasen ayuda.

Mientras que los problemas varían de un país a otro, KCF tiene muy claro su grupo objetivo. “Nos limitamos a actividades que benefician a los niños y jóvenes de países donde hay una clara necesidad. Es una forma de obtener directrices y dar indicaciones a cualquiera que busque ayuda”, comenta Simon.

BUSCANDO LA COMBINACIÓN PERFECTA

ARTE CONTRA LA VIOLENCIA: NIÑOS MEXICANOS PATRICIPANDO EN EL PROYECTO XICO ARTE, PATROCINADO POR LA FUNDACIÓN
ARTE CONTRA LA VIOLENCIA: NIÑOS MEXICANOS PATRICIPANDO EN EL PROYECTO XICO ARTE, PATROCINADO POR LA FUNDACIÓN

Sin embargo, el proceso de poner fin a una iniciativa en cada país no es tan sencillo. “No decidimos nada por adelantado”, comenta Herlin. “Dedicamos mucho tiempo a descubrir lo que se necesita y definir la naturaleza de los proyectos”, añade.

Ihamuotila asiente con la cabeza y añade, “Realizamos un inmenso trabajo preliminar antes de ir a ningún país.” “En México, por ejemplo”, comenta, “intentamos descubrir cuáles son los problemas más recurrentes y analizamos la situación de los niños de la calle, el papel de las niñas en las sociedad, etc. Un gran trabajo de recopilación de datos.”

Sin embargo, la investigación preliminar es solo el primer paso. A continuación, el proceso incluye varias discusiones con los empleados locales de KONE y socios potenciales en la ciudad /país. Cuando el equipo de KCF visita un país por primera vez, programa de 10 a 15 reuniones en una semana, con organizaciones no gubernamentales locales y posibles socios, antes de definir el socio adecuado. Herlin considera que se trata de un método lento pero eficaz para determinar qué proyecto podrá, llegado el caso, ser "autosuficiente".

EN BUSCA DEL MOMENTO MÁGICO

“Lo que deseamos es encontrar esa magia en la que parece que algo está a punto de suceder o de que podría ocurrir si le damos ese empujón adicional”, comenta Simon. Utiliza el ejemplo de México para explicarlo. “Los habitantes de Ciudad de México han formado un colectivo para llevar a cabo iniciativas sin ninguna financiación, pero, llegó a un punto en el que, para dar el siguiente paso tenían que formalizar su labor y obtener algún tipo de financiación. Así que vimos que se encontraban justo en el momento en el que podríamos ayudarlos a llegar a un nivel mucho más alto y ayudar a muchas más personas”, comenta.

¿El resultado? KCF y Tanesque A.C., una ONG local que opera en una comunidad con una alta tasa de criminalidad y desempleo a las afueras de Ciudad de México, ayudan a Xico Arte, un grupo de jóvenes locales interesados en el arte, a convertirse en una ONG independiente que coopera estrechamente con el Museo Xico.

El caso de Sudáfrica es también similar. Con la ayuda de numerosos socios, la iniciativa de KCF en Sudáfrica ayudó a fundar el innovador Westbury Youth Center (WYC) en una comunidad pobre de Johanesburgo con un historial de crímenes de bandas y problemas de drogas, garantizando la financiación inicial del Ministerio de Asuntos Exteriores de Finlandia. Ahora, el centro acoge bajo un mismo techo a organizaciones sin ánimo de lucro y programas de desarrollo de competencias, para crear un espacio integral donde los jóvenes pueden encontrar una amplia gama de servicios y oportunidades.

UNA SILLA DE TRES PATAS

El trabajo de KCF no termina una vez ha puesto en marcha el proyecto. Continúa con la supervisión a distancia del desarrollo de todos sus proyectos. “Intentamos visitar cada proyecto al menos una vez al año”, comenta Ihamuotila.

La distancia, comenta, no es el único problema. Las diferencias culturales también plantean sus retos. Aquí es donde los empleados y socios locales de KONE entran en acción. Ayudan al equipo de KCF a descifrar las particularidades culturales y a superar las barreras lingüísticas.

“La dinámica de este planteamiento tripartito, como una especie de silla de tres patas, es que si alguna de las patas falla, cae la silla completa. En ocasiones, la pata que falla es KONE, otras, la ONG y conseguir el equilibrio requiere una gran esfuerzo de gestión”, apunta Simon. Lo bueno es que el equipo ha aprendido a ser constante y paciente, y a ver el lado positivo de las cosas.

En menos de una década, KCF ha sido capaz de marcar la diferencia basándose en la cooperación de ideas y valores. El viaje de esta organización de seis años de edad acaba de empezar.

Comparte esta página