WELCOME TO KONE!

Are you interested in KONE as a corporate business or a career opportunity?

Corporate site

Would you like to find out more about the solutions available in your area, including the local contact information, on your respective KONE website?

Your suggested website is

United States

Visitar la página web del país

Ir arriba

Consejos para que las personas se desplacen de manera más segura en edificios residenciales

En los edificios residenciales de todo el mundo, los comportamientos que alguna vez fueron normales: presionar el pulsador del ascensor, hablar con los vecinos en el pasillo, estrechar las manos, de repente se consideran acciones de riesgo. A continuación te damos algunos consejos para ayudar a los residentes a encontrar nuevos hábitos y más seguros para desplazarse por sus edificios.

Muchos de nosotros hemos pasado mucho tiempo en casa durante las últimas semanas y meses. A medida que las restricciones disminuyen y cada vez más personas comienzan a salir de sus hogares, los inquilinos de los edificios residenciales deben analizar cómo se desplazan a través de espacios comunes y adaptar nuevos hábitos de seguridad. Ser considerado con los demás y tener una buena higiene contribuye en gran medida a mantener a todos a salvo.

La limpieza regular y exhaustiva de las superficies compartidas es, por supuesto, importante, y tiene sentido usar tecnologías como KONE Residential Flow, que permiten viajes sin contacto dentro de los edificios. Y hay acciones que cada uno de nosotros puede tomar para limitar la propagación de microbios a medida que nos desplazamos por nuestros edificios.

1. ¡Pararse! No entre en un ascensor completo. Espere el siguiente (o si puede, utilice las escaleras)

Imágen

Subir por las escaleras es más espacioso, incluso si se está desplazando de un piso a otro al mismo tiempo que otra persona. Aproveche esta oportunidad para obtener esos pasos adicionales para su ejercicio diario si físicamente puede hacerlo.

Si necesita tomar el ascensor, tenga en cuenta cuántas personas van en la cabina y asegúrese de poder mantener la distancia segura si entra en ella.

2. Evite tocar superficies e indique a sus hijos que hagan lo mismo

Imágen

No es fácil romper el hábito de presionar el pulsador o tocar superficies compartidas como paredes o pasamanos. Pero ahora es el momento de mantener tus manos quietas. Si realmente tienes que tocar una superficie, cúbrete las manos con guantes o pañuelo desechable. Si usas tus propias manos, lavatelas con agua y jabón o límpielas con gel hidroalcohólico lo antes posible.

3. Dar prioridad en el uso del ascensor a quienes más lo necesitan

Imágen

Este es un momento estresante, no solo para ti, sino para todos. Sea cortés con las personas en diferentes circunstancias y deje que los ancianos, las personas con movilidad reducida, los niños pequeños, las mujeres embarazadas y las personas que llevan entregas utilicen primero el ascensor. Recuerda que todos estamos juntos en esto y que si nos cuidamos mutuamente mejorará nuestra sensación de bienestar.

4. El distanciamiento físico es el camino a seguir

Imágen

No es grosero mantener la distancia. De hecho, la gente incluso ahora es lo que espera. Todavía puede saludar y ser amable, mientras está parado al menos a 1-2 metros el uno del otro.

Tenga especial cuidado al entrar o salir de un ascensor. De suficiente espacio a los que salen antes de entrar e incluso aparte la cara de los demás cuando pasen para limitar la transmisión del virus a través de las gotas respiratorias.

5. ¿Ocurre algo? KONE está aquí

Imágen

Ahora es más importante que nunca llevar a las personas a sus destinos sin problemas y reducir las aglomeraciones y los cuellos de botella. Los Centros de Atención al Cliente de KONE en todo el mundo cuentan con personal capacitado profesionalmente que habla su idioma y conoce su equipo y su situación. Comuníquese con ellos si nota algo inusual en los ascensores de su edificio.

6. Mantenga sus manos limpias y use una mascarilla si así lo indican las autoridades locales

Imágen

Adoptar hábitos preventivos en áreas comunes con muchas superficies compartidas es especialmente importante. Prácticas como usar una mascarilla y lavarse o desinfectarse las manos antes y después de entrar en espacios compartidos, son pequeños actos que pueden marcar una gran diferencia.

Juntos lo superaremos.

Comparte esta página