Ir arriba

Celebramos el año del dragón

Una relación de 20 años tiene un encanto y misterio propios y la presencia de KONE en China durante dos décadas es testimonio de esta química.

Celebrating the dragon
Un viernes típico en KONE China: más de 4000 obras

Pregunte a William Johnson cómo es un viernes típico en KONE China y su respuesta le hará tambalearse. “Contabilizamos entre 400 y 600 pedidos de ascensores, trabajamos en más de 4000 obras, enviamos más de 9000 paquetes de ascensor (con piezas y componentes), en toda China y realizamos más de 22 000 visitas de mantenimiento”, comenta, describiendo el inmenso alcance del negocio en el mercado chino.

“Se han instalado más de 2,6 millones de nuevas unidades de ascensores en los últimos 10 años en China, lo que supone más del doble que en Europa y Oriente Próximo y más de 10 veces que en Norteamérica en la última década”, comenta Johnson, Vicepresidente ejecutivo en China continental. Con estas cifras, no es de extrañar que China sea el mayor mercado de ascensores y escaleras mecánicas nuevos y que represente dos tercios del volumen global de mercado de equipos nuevos de KONE.

Desde unos humildes inicios a una torre de pruebas de primera clase

Sin embargo, el éxito de KONE en China no ha sido un camino de rosas. La empresa comenzó con una modesta tasa de crecimiento y fueron necesarios casi 10 años para pasar de no recibir ningún pedido a 5000 pedidos al año. La tendencia llegó en 2004-2005, coincidiendo con la incorporación de Johnson a la empresa. El crecimiento de KONE se vio apoyado por inversiones a tiempo en su red de suministros y capacidades de I+D.

Su primera fábrica, que abrió en 1998 en Kunshan se reubicó en el KONE Park de Kunshan en 2012. Se convirtió en una de las unidades de fabricación más grandes del mundo y una de las fábricas de ascensores y escaleras mecánicas más modernas. Mientras sus tres fábricas de ascensores producían cabinas, productos de electrificación y motores para ascensores, su fábrica de escaleras mecánicas fabricaba tanto escaleras comerciales y de gran potencia, como aceras móviles horizontales e inclinadas.

Ahora, también cuenta con una torre de pruebas nueva en la que las innovaciones para edificios altos se someten a rigurosas pruebas. Este gemelo asiático del laboratorio de KONE en Tytyri, Finlandia, impulsa significativamente la capacidad de respuesta de KONE debido a su ubicación geográfica.

Urbanización y renovación urbana

Celebrating the dragon
Captura de imagen: El crecimiento de KONE en China se ve apoyado por la urbanización

En la actualidad, el negocio de KONE en China se ve apoyado por la urbanización constante. Entre 2015 y 2025, se espera que más de 160 millones de personas se trasladen a las ciudades en China. Johnson, que ha pasado la mayor parte de su vida en China, ve una gran oportunidad en estas cifras. “Las personas que trabajan en las ciudades todavía no han reubicado a sus familias, de modo que hay muchas probabilidades de que esto suceda en los próximos 10 años”, explica.

Johnson también es plenamente consciente del alcance de la renovación de edificios en los centros urbanos. “La vida útil de los ascensores en China es mucho menor que en otros países industriales, porque su uso es muy intenso”, indica. “Durante muchos años, los edificios no contaban con suficientes ascensores. Por ejemplo, un edificio de 24 plantas solo tenía 2 ascensores, por lo que se hacía un uso excesivo de ellos”, comenta, comparándolo con un edificio de 24 plantas actual, que al menos cuenta con entre 3 y 4 ascensores. El envejecimiento del equipo chino abre las puertas para el crecimiento de los mercados verticales de mantenimiento y modernización de KONE.

Además de la urbanización y renovación urbana, el aumento de la clase media es otro impulsor clave del crecimiento en China. A medida que aumenta el nivel de vida, también lo hacen las expectativas de las personas de contar con hogares mejor equipados. El efecto dominó de estas tendencias da lugar a un aumento del número de ascensores con servicios mejorados.

Vientos de cambio

KONE tiene una visión optimista sobre el futuro en China, a pesar de la ralentización que está experimentando el país en comparación con las altas tasas de crecimiento económico anteriores. En 2015, por primera vez en más de una década, el mercado chino de equipos nuevos disminuyó. Sin embargo, para superar la caída y continuar siendo la empresa líder en China, KONE está haciendo importantes inversiones en la competitividad de sus productos, capacidades de servicio, tecnología y, lo más importante, la formación de su plantilla. Su sólida estrategia de doble marca, KONE y Giant KONE, junto con una amplia red, también juegan a su favor.

A pesar de las difíciles condiciones del mercado, KONE recibió varios pedidos de envergadura, como China Zun, Lanzhou International Commercial Trade Center y Gaosu Binhu Time Square, entre otros, en China. Esto explica por qué el equipo de Johnson vive unos viernes repletos de actividad.

Comparte esta página