WELCOME TO KONE!

Are you interested in KONE as a corporate business or a career opportunity?

Corporate site

Would you like to find out more about the solutions available in your area, including the local contact information, on your respective KONE website?

Your suggested website is

United States

Visitar la página web del país

Ir arriba

Esto forma parte de una miniserie sobre renovación urbana, en la que visitamos tres ciudades que dan respuestas distintas a la pregunta de "¿preservar o no preservar?"’. Comencemos con Chicago.

EL EQUILIBRISMO DE CHICAGO

Chicago cuenta con cuatro de los diez edificios más altos de Estados Unidos. Sin límites normativos para la construcción de grandes alturas, el paisaje urbano asciende con afán hacia el cielo. Pero, ¿significa eso que está perdiendo su legado?

“La mejor forma de crecer para Chicago es en vertical, en vez de en horizontal”, afirma Aaron Ites, Director del área de negocio de equipos nuevos de KONE América. Limitada por el lago en su lado oriental, esta ciudad, una de las primeras metrópolis del mundo con rascacielos, tiene poco espacio para expandirse.

Como tercera ciudad más poblada de Estados Unidos y creciente centro neurálgico, Ites prevé que Chicago siga siendo una capital de altos edificios que ofrezca un buen equilibrio de proyectos tradicionales y nuevos y relucientes rascacielos.

Pensemos, por ejemplo, en la torre Trump, de 423 metros, el edificio más alto erigido en Estados Unidos en 40 años antes del One World Trade Center, y la Chicago Water Tower, un símbolo del antiguo Chicago y uno de los pocos edificios que sobrevivieron al gran incendio de Chicago de 1871. La coexistencia de estas estructuras representa la política de dos pilares de la ciudad sobre renovación urbana.

FIEL A SU LEGADO

Mientras sigue creciendo hacia las nubes, Chicago tiene un fuerte sentimiento de orgullo por su legado. Parques, fuentes, bulevares y una encantadora arquitectura neoclásica han hecho a la ciudad merecedora del sobrenombre de “París en la pradera”.

Para KONE, esto significa lo mejor de ambos mundos. “Históricamente, somos líderes en modernización [de equipos], pero también en el segmento de nuevos edificios, con proyectos clave como las torres Trump y Hyatt en nuestra lista de referencia”, comenta Ites. Si pasea por LaSalle Street, el Wall Street de Chicago, verá numerosos edificios modernizados por KONE, incluyendo un total de 280 unidades en un solo tramo.

Las distintas ramas del negocio de KONE se apoyan entre sí, proporcionando a sus operaciones una base sólida para una sostenibilidad continuada. El aumento de las ventas de nuevos ascensores y escaleras mecánicas le permiten también impulsar el crecimiento futuro de su negocio de mantenimiento.

“Y, con la tecnología KONE UltraRope®, no hay límites sobre la altura a la que podemos llegar”, comenta Ites, haciendo referencia al cable para izar súper ligero que KONE presentó en 2013 y que permitirá alcanzar recorridos de ascensor de hasta un kilómetro en el futuro.

Independientemente de la altura que alcance Chicago, es probable que se aferre firme a sus orígenes.

Comparte esta página