WELCOME TO KONE!

Are you interested in KONE as a corporate business or a career opportunity?

Corporate site

Would you like to find out more about the solutions available in your area, including the local contact information, on your respective KONE website?

Your suggested website is

United States

Visitar la página web del país

Ir arriba

TIERRA DE OPORTUNIDADES

En KONE nuestra misión es mejorar el flujo de la vida urbana. Para capturar la esencia de la urbanización, le ofrecemos historias de personas de 17 ciudades. Nguyen Thanh Duoc nació con una discapacidad. Pero, en sus propias palabras, la ciudad de Ho Chi Minh le ayudó a ser independiente.

“Nací en Ho Chi Minh, pero mis padres me abandonaron a los dos años. La policía me encontró y me llevaron a un orfanato donde viví 15 años. Al principio no tenía nada, pero me las arreglé para recibir una educación hasta la universidad y, desde entonces, no me ha faltado un buen. No podría haber asistido a la universidad si no hubiera nacido aquí. Ahora soy profesor de inglés y también participo en organizaciones que ayudan a personas con discapacidad. Sueño con proporcionar a mis tres hijos pequeños una buena educación y la ciudad de Ho Chi Minh es donde este sueño puede hacerse realidad. El futuro de mis hijos es lo que me motiva.

He vivido en esta ciudad toda mi vida y uno de los mayores cambios que he presenciado es que, en la actualidad, para una persona con discapacidad, como yo, es mucho más sencillo acceder a los edificios. El lado negativo de la superpoblación es la dificultad para acceder a una casa asequible y accesible. Antes, solía ser sencillo encontrar habitaciones o casas cerca de la calle, pero ahora, muchas viviendas se encuentran en estrechos callejones o tienen escaleras. Una gran característica de la ciudad es que las personas cuidan las unas de las otras. Por ejemplo, algunos ofrecen té helado o reparaciones de moto gratis para las personas con discapacidad. No puedo encontrar esa ayuda fuera de la ciudad. Una de mis historias favoritas, que me dejó marcado, es la vez que visité a una familia con la que trabajaba y que vivía en un callejón que era demasiado estrecho para una moto. Dejé mi moto sin vigilancia cerca de la calle y, cuando volví, estaba exactamente donde la había dejado. Es un testimonio del espíritu de Ho Chi Minh.”

Comparte esta página