WELCOME TO KONE!

Are you interested in KONE as a corporate business or a career opportunity?

Corporate site

Would you like to find out more about the solutions available in your area, including the local contact information, on your respective KONE website?

Your suggested website is

United States

Visitar la página web del país

Ir arriba

SHANGHÁI MUDA LA PIEL

En la última parte de nuestra mini serie sobre renovación urbana, visitamos la capital comercial de China. Shanghái cuenta con una población de 23 millones de personas, lo que la convierte en la tercera ciudad más poblada del mundo. Veamos lo que está pasando con los edificios antiguos de la ciudad.

Shanghái es una ciudad que adopta un enfoque de “deshacerse de lo antiguo”. “He visto a Shanghái evolucionar hacia un centro de negocios mundial que atrae talento de toda Asia. Todos los días aparecen cosas nuevas, desde restaurantes y cafés, a rascacielos”, comenta William B. Johnson, Vicepresidente ejecutivo de KONE en China Continental. Originario de Estados Unidos, Johnson ha criado tres hijos en Shanghái y ha vivido en Asia prácticamente el mismo tiempo que en su país de origen.

Esta capital comercial de China ya tiene 23 millones de habitantes, lo que la convierte en la tercera ciudad más poblada del mundo. Es un salto enorme con respecto a los menos de 8 millones con los que contaba en 1990, cuando la ciudad se encontraba entre las 20 ciudades más grandes del mundo. Y no parece haber signos de que este crecimiento se detenga: Naciones Unidas prevé que alrededor de 31 millones de personas vivirán en Shanghái en 2030.

La rápida urbanización es el motor principal de la tendencia de edificios de grandes alturas, pero muchos edificios bajos son pasto de las excavadoras, principalmente por motivos económicos.

“Los edificios antiguos no pueden competir con los nuevos en Shanghái”, comenta Johnson, destacando el lado positivo del nuevo desarrollo para los residentes.

APOSTANDO POR LO NUEVO

Shanghai sheds its skin
“MUCHOS EDIFICIOS HISTÓRICOS SE HAN RECONVERTIDO PARA DARLES UN USO MODERNO”, COMENTA WILLIAM B. JOHNSON

“La renovación de muchos edificios antiguos se ha aplazado durante hasta tes generaciones, ya que la modernización requiere una enorme inversión, sobre todo, debido a que la creciente clase media china tiene grandes expectativas en términos de espacio habitable y servicios residenciales”, comenta Johnson. Sin embargo, ha llegado el momento de aplicar unos mecanismos adecuados de renovación urbana.

“Muchos antiguos edificios de apartamentos no tienen ascensores, lo que implica que hay ancianos que, literalmente, viven atrapados en las plantas superiores. Muchas familias viven en edificios bajos ruinosos sin servicios adecuados de saneamiento ni las comodidades modernas, a menudo de 4 a 5 familias por casa. La sustitución de estos edificios superpoblados por edificios de apartamentos de altura media o alta aporta una mayor comodidad, seguridad y espacio habitable”, explica.

La modernización de los ascensores es un aspecto crítico en ciudades de todo el mundo en las que la infraestructura se está deteriorando. Las mejoras en seguridad, accesibilidad y consumo energético son los beneficios más evidentes de sustituir el equipo viejo por uno nuevo.

Comparte esta página